El gasto en pensiones superará los 144.000 millones el próximo año
23077
single,single-post,postid-23077,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
evolución del gasto en pensiones y los ingresos públicos

15 Dic El gasto en pensiones superará los 144.000 millones el próximo año

15/12/2017

Los Presupuestos de 2018 aún están en el cajón, a la espera de que el Gobierno consiga los apoyos necesarios para aprobarlos, pero el Ministerio de Hacienda ya ha calculado cuánto supondrá el gasto en pensiones, la principal partida de las cuentas y la que explica el grueso del gasto social. El secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, anunció ayer que las nóminas de los jubilados elevarán el año que viene el desembolso público en 5.000 millones de euros. Parte de las pensiones se financiarán con un nuevo crédito a cargo del Estado, pero Nadal rehusó cuantificarlo. Como fuere, con estos cálculos, la partida se irá por encima de los 144.000 millones, una cifra récord que supondrá un crecimiento mayor del 3% y absorberá más de un 41% del presupuesto del Estado.

Una parte de este aumento se debe a la revalorización del 0,25% para el año que viene en las pensiones, pero la mayor alza se debe a que el número de jubilados crece cada ejercicio y con mayores nóminas de los que abandonan el sistema. Este año, sin ir más lejos, la partida ha subido 4.700 millones, según apuntó el pasado martes la ministra de Empleo, Fátima Báñez.

Como fuere, Nadal repuso que el próximo año las administraciones contarán con 20.000 millones más de recursos por el aumento de la recaudación de impuestos de todas las administraciones y las cotizaciones.

«Tres cuartas partes de los 20.000 millones irán a financiar pensiones y déficit. Tenemos los recursos que tenemos», zanjó, para señalar que solo 5.000 millones quedarán de margen para políticas adicionales, como aumentos de sueldos públicos, bajadas de impuestos o mayor gasto. Unos 10.000 millones de este aumento, en torno a un 0,8% del PIB, irán a recortar el déficit. Por ello, apuntó que el debate es «cómo gastamos esos 5.000 millones, quién y para qué».

Pese a la parálisis del toma y daca político para impulsar las cuentas de 2018, Nadal se mostró convencido «sin ninguna duda» de que los Presupuestos «se aprobarán dentro del ejercicio», aunque aseguró que «en el supuesto de que no los haya, no habrá ningún problema con las pensiones de los españoles». Las cuentas incluyen otros guiños. El Gobierno pactó con Ciudadanos una rebaja en el IRPF de más de 2.000 millones para aquellos que ganen entre 12.000 y 17.500 euros. Junto a los mil millones de la nueva Ley de Autónomos, el margen se reduce.

Nadal apuntó que las medidas nuevas que vayan en las cuentas se aplicarán de manera retroactiva a fecha de 1 de enero, lo que atañe a la rebaja fiscal pero también a la revalorización de los sueldos de los empleados públicos. Hacienda había planteado un 1,5% de alza fija más medio punto variable según crezca el PIB a los sindicatos, que declinaron la oferta por «insuficiente». Todo ello antes de que eclosionara la crisis catalana, a finales de septiembre, y la negociación de Presupuestos saltara por los aires ante la retirada del apoyo del PNV al Ejecutivo.

Precisamente, Nadal describió que hasta la aplicación del artículo 155 el gasto de la Generalitat «iba por encima de la regla» de gasto, algo que «se corregirá» con la intervención del Gobierno. Sin embargo, el secretario de Estado apostilló que «el gasto en las principales partidas, en Sanidad, Educación, ha sido el mismo y en algunos capítulos incluso los hemos desbloqueado».

Durante su intervención en unas jornadas organizadas por el Consejo General de Economistas REA-Regaf, Nadal celebró la reducción del gasto público que se dio en España durante la crisis, del 48% al 41% del PIB. Por amenazar esta senda, criticó de forma velada la proposición de reforma de la regla de gasto para los municipios que aprobó el Congreso de los Diputados el pasado miércoles.

«Cuando se va en contra de la regla de gasto para una administración, se está yendo en contra del trabajo de la sostenibilidad financiera de otras administraciones», sostuvo para recordar que es un principio que emana del Pacto de Crecimiento y Estabilidad de la UE. Bruselas vigilará la regla de gasto a España cuando baje el déficit al 3% del PIB y salga de su tutela, algo que puede ocurrir este año. Nadal auguró que el agujero cerrará «en el entorno del 3%». Pese a la inestabilidad política, el molde de las cuentas de 2018 aguarda ya en el horno.

Noticia extraída de ABC. 14/12/2017

No hay comentarios

Haz un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar