El Gobierno prepara mejoras para el 65% de los pensionistas tras las movilizaciones
25168
single,single-post,postid-25168,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
poder-adquisitvo-pensiones

19 Mar El Gobierno prepara mejoras para el 65% de los pensionistas tras las movilizaciones

19/03/2018

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, responde a las manifestaciones de los jubilados y a las peticiones de la oposición rechazando por falta de recursos un aumento generalizado a todos los pensionistas, pero sí con medidas que beneficiarán a una amplia mayoría con las pensiones más bajas, según aseguran fuentes gubernamentales a El Mundo.

La combinación de mejoras de los pensiones mínimas, de viudedad y rebajas fiscales supondrán más dinero para al menos el 65% de los pensionistas, según las estimaciones preliminares que baraja el Gobierno. Se puede llegar al 70% en función del resultado de las negociaciones con los grupos políticos en la elaboración de los Presupuestos y las posibilidades finales en las cuentas públicas, añaden las citadas fuentes. El grueso de la oposición considerará insuficiente el paquete de mejoras.

La estimación es que al menos 5,5 millones de pensionistas verán más dinero cada mes por encima de la subida del 0,25% previsto, lo que supone el citado 65% sobre un total de 8,5 millones de pensionistas. Hay 9,5 millones de pensiones en España, pero el Ministerio de Empleo siempre calcula que un millón de personas perciben dos de ellas por distintas razones. En el debate parlamentario de las pensiones del pasado día 14, Rajoy anunció: «Les adelanto que en el proyecto de presupuestos plantearé concentrar las ayudas fiscales en el IRPF para pensionistas y para familias, y plantearé también una mejora de las pensiones mínimas y de viudedad».

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha concertado ya reuniones con los grupos políticos y agentes sociales para recabar apoyos para las medidas, que aún no cuantifica. Lo más claro es la subida de las pensiones de viudedad, de modo que las personas en esta situación de más de 65 años pasen a cobrar no el 52% de la base reguladora del salario del trabajador, sino el 60% en un período de dos años, dejando el grueso para el que viene de 2019. Sólo el coste de esta medida ha sido cuantificado por el Ministerio en unos 900 millones. Se trata de cumplir una disposición legal de 2011 que el Gobierno del PSOE dejó establecida en su último año tras renunciar a elevarla al 70%, por considerarla inasumible en las cuentas públicas.

Empleo aún no ha precisado la mejora de las pensiones mínimas que en la actualidad es de 11.044 euros con cónyuge a cargo, de 8.493,8 si no es a cargo y de 8.950,2 sin cónyuge. «Para que la negociación dé resultados, se permitirá que el dato final lo de algún partido que no sea el PP y pueda apuntarse el tanto», explican en el equipo negociador.

En cuanto a las rebajas fiscales, el Ministerio de Hacienda pretende introducir una deducción fiscal para que los pensionistas vean abaratada su declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). El titular, Cristóbal Montoro, ha avanzado que afectaría a los jubilados de más edad como compensación a los costes crecientes que implica la vejez, pero aún no ha definido sí este cheque fiscal afectará a cualquier tipo de pensión, incluida la máxima.

En este capítulo, el PP incluye también su principio de acuerdo con Ciudadanos de rebaja fiscal que afecta también a los pensionistas con ingresos de más de 12.000 euros anuales. Albert Rivera asegura que el pacto para bajar el IRPF a las rentas de entre 12.000 y 17.000 euros, implicará «33 y 60 euros más en el bolsillo del 25 % de los pensionistas». En su caso, más que si se les revaloriza la pensión con la inflación, según el líder de Ciudadanos.

Rajoy justificó que este conjunto de medidas lleguen ahora porque «este esfuerzo adicional podemos hacerlo ahora que la situación económica mejora, pero debe ser un esfuerzo responsable». Se puso como línea roja «respetar el procedimiento general de revalorización, que está siendo un elemento determinante para garantizar la viabilidad del sistema a los pensionistas, a todos, a los de hoy y a las nuevas generaciones». Es decir, hacer mejoras parciales, pero como subida generalizada mantener el 0,25% previsto en la ley en situaciones de alto déficit de la Seguridad Social, como sucede ahora y en los próximos años.

En el diseño está participando también el Ministerio de Economía de Román Escolano, porque él será después el interlocutor ante la Comisión Europea, que evaluará si son medidas asumibles por un país que continúa en el llamado procedimiento de déficit excesivo con amenaza de sanción. La posición de Escolano es que cualquier medida de mejora no debe comprometer más la sostenibilidad del sistema de pensiones a medio y largo plazo.

Noticia extraída de El Mundo. 19/03/2018

No hay comentarios

Haz un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar