Guía para nuevos pensionistas
23800
single,single-post,postid-23800,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
pensión y trabajo

29 Ene Guía para nuevos pensionistas

29/01/2018

El cálculo de la pensión de jubilación es fruto de un complejo sistema que está en proceso de cambio en el que se modifican sus plazos y porcentajes cada año hasta el ejercicio 2022. Mientras, la edad de jubilación aumenta desde el 2015, para alcanzar los 67 años en el 2022. Estas son las principales consideraciones que tener en cuenta.

Cotización mínima de 15 años

Los trabajadores que acrediten 15 años de cotización tienen derecho a percibir el 50% de la pensión que le correspondería. Cada ejercicio adicional de cotización que acredite el empleado incrementará ese porcentaje a razón de alrededor de 0,2 puntos por mes. A día de hoy, para alcanzar el 100% de pensión debe cotizarse 35 años y medio. La legislación actual prevé que esos años exigidos para optar al máximo sean 37 en el año 2027.

El cómputo es de 21 años

Una vez el trabajador ha conseguido el derecho a percibir una prestación (habiendo cotizado un mínimo de 15 años) debe calcularse el importe de la misma. Para ello, la legislación aplicable en este 2018 prevé que se calcula sobre lo aportado a la Seguridad Social en los últimos 21 años. Como el sistema está en pleno cambio, en el año 2022 el periodo será de 25 años. El Gobierno introduce otro elemento corrector para bajar las pensiones que consiste en que se contabiliza el total de meses cotizados y se divide por un número inferior. Es decir, los 21 años de cotización exigidos son 252 meses. El sistema prevé que se divida entre 294. Lo que ahora está en discusión es precisamente ese ámbito: el de los años cotizados. Atendiendo a las propuestas de las últimas semanas, el periodo de cálculo podría crecer hasta toda la vida laboral, lo que elevaría el número de años a 35 o 40.

Cotizaciones actualizadas con el IPC

Los dos últimos años de cotización se calculan de forma directa. El resto debe actualizarse el importe de la cotización hasta dos años antes de jubilarse mediante el IPC.

Jubilación a los 65 años y 6 meses

Los trabajadores se jubilarán a los 65 años y 6 meses este año. El Gobierno prevé ampliar la edad hasta los 67 de forma paulatina los próximos años. Quien quiera jubilarse antes, lo puede hacer anticipadamente pero con una penalización.

Actualización desvinculada de la inflación

Una vez calculado el importe al que tiene derecho a percibir un trabajador al pasar a ser un jubilado, esa cantidad se ha de revisar cada año. Hasta el 2014, dicha actualización reflejaba la evolución del IPC (se tomaba como referencia la inflación del mes de noviembre). Ahora, pesa la salud de las cuentas de la Seguridad Social: la ley establece que las pensiones han de subir entre un 0,25% y, como máximo, el IPC más medio punto. Para ello, existe la fórmula de revalorización que tiene en cuenta los gastos e ingresos del sistema. Desde que se introdujo el nuevo cálculo, las pensiones sólo han subido el mínimo cada año. Y, teniendo en cuenta la situación de las arcas de la Seguridad Social, no existen indicios de que en los próximos años vayan a incrementarse por encima de este tope, sea cual sea el comportamiento de los precios de la cesta de la compra.

Factor de sostenibilidad

Tal y como se aprobó en el 2013, el próximo año tendrá que introducirse una nueva clave en el cálculo de la primera prestación como jubilado. Entra en juego el denominado factor de sostenibilidad, que tendrá en cuenta la esperanza de vida del jubilado en ese momento. Este factor reducirá el importe de la prestación y se revisará cada cinco años. Así, se estima que el próximo año el descuento será del 0,47%, por lo que si un trabajador decidiera jubilarse este año cobraría una pensión de 1.000 euros; pero con la misma carrera de cotización pasaría a cobrar 995,3 euros si lo hace en el 2019.

No hay carta, use la calculadora

A pesar de que el Gobierno de Mariano Rajoy se comprometió en el 2013 a enviar a todos los ciudadanos de más de 50 años una carta con información sobre su futura prestación pública por jubilación y los fondos de pensión privados con los que cuente, el anuncio se quedó en agua de borrajas. Por lo pronto, en febrero del 2015 el Ministerio de Empleo puso en marcha dentro de la página web de la Seguridad Social una calculadora que estima qué percibirá cada trabajador cuando alcance la edad de jubilación.

Compatibilidad pensión y trabajo

La ministra Fátima Báñez ha prometido ampliar la compatibilidad entre la prestación por jubilación y trabajo. En la actualidad, los jubilados que siguen trabajando como asalariados pueden mantener hasta el 50% de su prestación. En el caso de los autónomos con trabajadores contratados, la compatibilidad es del 100% .

Noticia extraída de La Vanguardia. 28/01/2018

No hay comentarios

Haz un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar