La jornada de UGT sobre la jubilación analiza la "visión distorsionada" sobre la aplicación de la Ley de Dependencia
23039
single,single-post,postid-23039,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
Europa Press

13 Dic La jornada de UGT sobre la jubilación analiza la “visión distorsionada” sobre la aplicación de la Ley de Dependencia

13/12/2017

Representantes de UGT y del PSOE han analizado este miércoles en las XVIII Jornadas sobre la jubilación, celebradas en Valladolid, el estado actual de la Ley de la Dependencia que, como ha advertido el secretario general del sindicato en Castilla y León, Faustino Temprano, “se ha descafeinado a pasos agigantados” desde que comenzaron los “recortes” del Partido Popular.

Estas jornadas, denominadas, ‘Jubilarse no es acabarse’, han contado con las intervenciones, entre otros, del expresidente socialista de la Junta de Castilla y León Demetrio Madrid; el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, la secretaria Confederal de Servicios Sociales de UGT, Adela Carrió y el exprocurador del PSOE en las Cortes regionales Jorge Félix Alonso.

Los representantes socialistas y de UGT han mostrado su disconformidad con la evolución de la Ley de Dependencia, puesta en marcha por el Gobierno del PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero, pero que se ha “descafeinado” en los últimos cinco años como consecuencia de los recortes que ha aplicado el PP, por lo que “no llega a quien debería llegar”, ha lamentado Temprano.

Aunque la secretaria confederal Adela Carrió ha reconocido que en un entorno en el que la Ley de Dependencia se aplica de manera pobre en casi toda España, Castilla y León es una de las comunidades que “esta mejor”, el exparlamenario Jorge Félix Alonso ha matizado que se tiene una “visión distorsionada” de lo que ocurre en la región como consecuencia de la manera en que se evalúa el cumplimiento.

Así, Alonso ha explicado que esta evaluación se ha dejado “en manos” de la Sociedad de Directores y Gerentes, que hace “un buen trabajo” pero que considera que no aplica los parámetros adecuados, pues entiende que esa valoración es más “cuantitativa” que “cualitativa” y por eso arroja datos que “no se corresponden con lo que perciben los dependientes”.

En este sentido ha aseverado que unas aportaciones de “32 euros mensuales” a un gran dependiente “no se pueden considerar ayuda”, y que debido a esa escasa cantidad económica, se puede atender a muchas personas.

La secretaria confederal también ha reclamado al Ejecutivo central que se recupere el “reconocimiento” que merecen los trabajadores que realicen estos servicios, para que su situación sea “digna”. “Que se vuelva a tener en cuenta lo que lo significó la Ley”, ha aseverado Adela Carrión.

Mientras tanto, el alcalde de Valladolid ha centrado sus declaraciones a los medios de comunicación en cómo los ayuntamientos tienen que poner “recursos económicos y humanos mucho más allá de lo que exige la ley”.

En el caso del Ayuntamiento que preside, ha recordado que en los últimos tiempos ha puesto “muchos más medios personales” para reducir la lista de espera que había en las ayudas para personas dependientes dentro de los Servicios Sociales municipales, y ello conllevan la necesidad de “más recursos” para que los ciudadanos que son clasificados reciban la ayuda.

De hecho, aunque la Junta ha incrementado la aportación en el último año, el Ayuntamiento tiene que poner todavía “más recursos que los que correspondería”. Eso sí, se ha comprometido a “no eludir la responsabilidad” y ha denunciado que “como mínimo es una situación que hay que corregir con el tiempo”.

Por otro lado, el expresidente de la Junta ha reflexionado sobre la llegada del denominado Estado del Bienestar a España, algo que considera que se produjo en el período de la Transición política, con la aprobación de la Constitución y la llegada del PSOE al Gobierno de España.

Así, ha recalcado que el estado del bienestar y los servicios sociales no se “institucionalizaron” en España hasta la llegada a la Moncloa del Ejecutivo de Felipe González. A partir de ahí, se ha avanzado en los cuatro “pilares” de la salud, la educación, las pensiones y la dependencia, que ha sido el último apartado que se ha abordado.

Demetrio Madrid ha defendido que, aunque “se llama jubilación”, todos los que han acudido a la jornada son “activos”, porque “están al loro de lo que ocurre en el país y lo que ha ocurrido en los últimos tiempos”.

Noticia extraída de La Vanguardia. 13/12/2017

No hay comentarios

Haz un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar