La mitad de los progenitores proporciona apoyo financiero a sus hijos adultos
21781
single,single-post,postid-21781,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
padre e hijo - dreamstime

25 Sep La mitad de los progenitores proporciona apoyo financiero a sus hijos adultos

25/09/2017

La dependencia financiera de los padres es un canal de ingresos difícil de cortar por parte de sus descendientes. El 50% de las personas con hijos mayores de 18 años les proporciona apoyo financiero de forma regular, e incluso la mitad de ellos mantiene la ayuda aunque superen los 30 años. Que las necesidades de los hijos son prioritarias sobre las propias queda reflejado en que siete de cada diez personas destinarían fondos a la educación superior de sus hijos en detrimento de sus propios fondos de pensiones.

Que un hijo es una obligación de por vida queda reflejado en el estudio El poder de protección, enfrentando el futuro, elaborado por HSBC. En él se demuestra cómo los padres apoyan a sus hijos en la edad adulta, algo muy común en todas las geografías. Es más, casi la mitad (48%) de los padres que destinan fondos propios apoyan a un hijo en edad adulta los hacen durante más de 12 años, hasta que sus vástagos superan la treintena. Esto ocurre a pesar de que la mayoría de los padres (61%) que apoyan a sus hijos adultos creen que estos deberían conseguir su independencia financiera al afrontar la vida adulta.

Por zonas geográficas, los padres son más protectores en Oriente Medio y Asia, con especial incidencia en Emiratos Árabes Unidos, que en Europa o el continente americano. El principal destino de estos fondos se dedica a la educación (59%), mientras que casi la mitad (49%) ayuda con los costes de vida cotidiana, tales como facturas, alimentos y reparaciones en el hogar. También ayudan con la atención médica y dental (33%) y los costes de alquiler / alojamiento (27%). Más de uno de cada cuatro (27%) ayudan a sus hijos incluso a pagar las vacaciones.

Esta práctica supone que los padres gasten de promedio el 37% de sus ingresos en apoyo a sus descendientes en edad adulta, mientras que el 56% se priva de invertir en sí mismo para poder dedicar más fondos a la familia, incluso a costa de sus ahorros para la jubilación: El 78% daría prioridad al pago de la universidad / educación superior de sus hijos en lugar de su propio fondo de pensiones y un 26% ha tenido que retirar fondos de sus propios ahorros e inversiones para apoyar a un hijo en edad adulta, mientras que un 12% se han endeudado más.

Otra de las consecuencias negativas para el futuro de los padres es que descuidan su propio futuro: según el estudio de la entidad británica, el 67% de los padres que apoyan a sus hijos adultos no tienen un seguro que cubra una enfermedad grave o un accidente que les impida trabajar y el 60% no tienen seguro de vida.

Noticia extraída de Expansión. 23/09/2017

No hay comentarios

Haz un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar