La pensión que nos espera: el Estado solo cubrirá la mitad de nuestro último sueldo
20986
single,single-post,postid-20986,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
EFE

04 Jul La pensión que nos espera: el Estado solo cubrirá la mitad de nuestro último sueldo

04/07/2017

España tiene un problema con sus pensiones. El sistema va de récord de gasto en récord de gasto y hace tiempo que las arcas de la Seguridad Social están casi vacías porque las cotizaciones sociales no cubren los desembolsos, por lo que el Fondo de Reserva está en sus niveles mínimos. El pasado jueves, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, anunció que el Gobierno recurrió tanto a la conocida como hucha de las pensiones -para retirar 3.514 millones de euros-, como a un préstamo sin interés del Tesoro, incluido en los Presupuesto Generales del Estado, que ascendía a 5.986 millones. La historia se repite y la idea de que las pensiones públicas en su cuantía actual no se podrán mantener toma fuerza.

La patronal del sector asegurador Unespa volvió a incidir ayer en esta idea. En su opinión, las pensiones públicas son “un derecho”, pero han entrado en un periodo de reforma que apunta hacia su sostenibilidad pero “lógicamente lo hace a costa de su generosidad” o tasa de sustitución. No es un tema baladí porque influye en la pérdida de poder adquisitivo de los jubilados. Desde Unespa no calculan ese porcentaje y remiten a dos informes, uno de la Comisión Europea The 2015 Ageing Report, y otro de la OCDE, Pensions at a Glance, que analiza la situación de las pensiones a nivel global. Su conclusión es clara: el sistema “es sostenible porque “se ha procurado con las herramientas necesarias para mantenerlo, sobre todo tras la reforma de 2011 y antes, en 1986”, pero insuficiente para garantizar un buen nivel de vida a los pensionista.

Para calcular el poder adquisitivo los jubilados se recurre a lo que se conoce como tasa de sustitución, o tasa de reemplazo, que compara la pensión percibida en el momento de empezar a cobrar con el último salario. Según el estudio Pensions at a Glance 2015, elaborado por la OCDE, la tasa de reemplazo en España para un salario medio es del 82%. Para ponerlo en perspectiva, se puede resaltar que en la media de los países de la OCDE es del 52%, y la de los de la Unión Europea es del 59%. En países de nuestro entorno como Francia, Portugal, Italia, Alemania o Reino Unido la tasa es de 55%, 74%, 69%, 37% y 30%, respectivamente.

Baja la tasa de reemplazo 

Ahora bien, ese porcentaje que equivale al poder adquisitivo de los pensionistas, se hundirá en las próximas décadas, desde el 81,9% de media en 2013 hasta el 49,7% en 2060. España lidera el ránking de el país europeo cuyo descenso será mayor. “La reforma de las pensiones tendrá como consecuencia una tasa de reemplazo más baja de lo esperado. En 16 estados de la UE, la Comisión Europea estima que la tasa de sustitución neta será menor en 2060, mientras que en otros once países se mantendrá en tasas similares”, según un análisis de Insurance Europe, basado en los datos de la CE. España, Portugal, Lituania, Grecia y Croacia lideran el listado.

Evolución de la tasa de sustitución

Dado que en unas pocas décadas España contará con una población fuertemente envejecida y tendrá un ratio de trabajadores activos respecto a trabajadores inactivos mucho menos favorable,la cuestión es si se podrá mantener el nivel adquisitivo de las pensiones y la respuesta parece negativa.

Hay que tener en cuenta que en España, la tasa de sustitución se calcula solo en base al sistema público mientras que en otros países deriva de la contribución tanto pública como de los sistemas de previsión privados. Así, entre los países europeos con menor aportación del sistema público en el momento de la jubilación se encuentran Dinamarca y Holanda, si bien en estos casos se compensan los ingresos con las aportaciones a sistemas complementarios hasta lograr tasas de reemplazo muy altas. “Todo trabajador en Holanda, tiene su pensión pública y su capitalización que proviene de su empresa o de sus sector. En nuestro país, solo entre el 10 y 12% de la población trabajadora cuenta con sistemas de capitalización”, concluyen desde Unespa.

España, en el grupo de cabeza en gasto en pensiones

España destinó al gasto en pensiones públicas durante el ejercicio 2014 un 10,5% de su Producto Interior Bruto (PIB), un porcentaje significativamente superior a la media del 7,9% entre los países de la OCDE y el noveno más elevado a nivel mundial, según el informe de este organismo. En concreto, el mayor porcentaje de PIB destinado al gasto en pensiones públicas correspondió en 2014 a Italia, con un 15,8%, por delante de Grecia (14,5%), Francia (13,8%), Austria (13,2%), Portugal (13%), Eslovenia (11,4%), Polonia (10,8%) y Alemania (10,6%).

Noticia extraída de La información. 04/07/2017

No hay comentarios

Haz un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar