Las jubilaciones de las mujeres son un 36% más bajas que las de los hombres
25640
single,single-post,postid-25640,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
jubilacion mujeres

29 May Las jubilaciones de las mujeres son un 36% más bajas que las de los hombres

29/05/2018

La Seguridad Social gasta casi 9.000 millones cada mes en el pago de las pensiones. Los beneficiarios son mayoritariamente mujeres, pero las nóminas que perciben son sustancialmente menores que las de los hombres. Cada mes, las jubiladas cobran de media 450 euros menos, un 36% por debajo de la nómina de los varones. ¿El motivo? Los hombres han cotizado más y tienen derecho a mayores pensiones; las mujeres han tenido carreras más cortas y sus aportaciones a la caja común han sido más bajas. De media cada año la nómina de una jubilada es inferior en 6.300 euros a la que percibe un jubilado.

Cuanto más avanza la edad de las pensionistas más pronunciada es la brecha. Así, en los grupos de edad más elevados las pensiones son más bajas. Van reduciéndose conforme aumenta la edad de los perceptores. La cuantía para las trabajadoras de más edad va reduciéndose hasta situar la pensión media en 578 euros a partir de 85 años. El descenso es similar entre los hombres, pero al final de sus vidas siguen cobrando casi 400 euros más en su jubilación.

Sueldos más bajos….

Las mujeres que hoy están percibiendo pensiones han tenido por lo general una participación más baja en el mercado de trabajo porque se han dedicado más al cuidado de los hijos. Esta situación ha provocado que sus sueldos hayan sido menores y, en consecuencia, también sus cotizaciones. Por lo tanto, el impacto de las necesidades de conciliación de la vida familiar y laboral (excedencias y reducciones de jornada de trabajo o incluso el abandono de la actividad laboral), los efectos del tipo de contrato laboral (a tiempo parcial y temporal) y las consecuencias de la brecha salarial entre hombres y mujeres ha impactado directamente en la carrera de cotización de las mujeres y, consecuentemente, en el acceso a la pensión de jubilación.

…. Y menos empleo

Actualmente se requieren 15 años de cotización para tener acceso a una pensión pública pero, además, se exige que dos de ellos se hayan cotizado en los últimos 15 años antes del momento de jubilación. Esta circunstancia ha provocado que muchas mujeres que dejaron de trabajar por dedicarse al cuidado de sus familias, aunque cumplan el primer condicionante, no consiguen el segundo debido a que no pudieron reincorporarse al mercado laboral con posterioridad. Hoy no pueden cobrar una pensión contributiva.

Para premiar la maternidad el departamento que dirige Fátima Báñez reconoce desde 2016 la contribución de las madres trabajadoras al sistema con un porcentaje adicional a las nuevas pensiones en función del número de hijos: 5% por dos hijos, 10% por tres hijos y el 15% por cuatro o más hijos.

Hoy, la Seguridad Social abona ya 384.707 complementos de pensión. De esta cantidad, 205.515 corresponden a mujeres con dos hijos, 106.894 se abonan a pensionistas que tuvieron tres hijos y 72.298 a pensiones de mujeres con cuatro o más.

La brecha que se produce con las pensiones entre sexos es muy superior a la que se registra en los salarios. La brecha salarial es del 14,9% si se tienen en cuenta los datos de Eurostat y del 20% si se toma la estadística salarial que elabora el INE.

Como ya informó ABC, la llegada de los hijos tiene consecuencias muy diferentes en las carreras profesionales de hombres y mujeres: mientras que la participación de los trabajadores en el empleo es prácticamente idéntico cuando no existe descendencia, la brecha laboral entre sexos aumenta de forma exponencial cuando unas y otros tienen hijos. La conclusión cuando se analiza la estadística es que la maternidad se convierte en el «peaje» que deben pagar las mujeres en forma de menos empleo, según reflejan los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

La estadística que elabora el INE pone de manifiesto que cuando se habla de tasa de empleo la distancia es muy pronunciada cuando hombres y mujeres tienen hijos. Estadística refleja que la diferencia en tasa de ocupados entre sexos se ha mantenido en dos dígitos desde 2009 y que en 2016, últimos datos disponibles, esa distancia fue de 19,3 puntos, la más elevada en nueve años, desde 2009.

Empleo ha presentado a sindicatos y empresarios una batería de medidas sin precedentes para lograr que los salarios por sexos se acerquen, teniendo en cuenta que en 2016 el sueldo medio de los hombres ascendía a 2.075,65 euros brutos al mes y el de las mujeres a 1.661 euros. La parálisis política, sin embargo, se ha trasladado a las mesas de negociación y al Congreso, donde desde hace más de año y medio se discute sobre una nueva reforma de las pensiones sin que los grupos hayan sido capaces de acercar posiciones.

Noticia extraída de ABC. 28/05/2018

 

No hay comentarios

Haz un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar