Las pensiones de los jóvenes
22496
single,single-post,postid-22496,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
jovenes-pensionistas

13 Oct Las pensiones de los jóvenes

13/10/2017

El pasado lunes, los sindicatos cerraron en Madrid con una manifestación una campaña de protestas para exigir al Gobierno unas pensiones públicas dignas. Con el suflé catalán en plena efervescencia, esta campaña ha pasado sin pena ni gloria. También porque los sindicatos tienen ahora mucha menos relevancia social.

Pero hacen bien las centrales en recordar que las pensiones públicas tal y como las conocemos hoy están en peligro. Quizá porque su solución se ha retrasado tanto que el Gobierno que quiera acometer el problema ahora va a tener que aplicar, casi casi, cirugía de choque. ¿Quién se va a pringar legislando una reforma que irremediablemente va a provocar una reducción de las pensiones públicas? Por eso es fundamental que los partidos se pongan de acuerdo y el nuevo sistema sea fruto de un consenso lo más amplio posible. Porque nada podría ser peor que tirarse las pensiones a la cabeza en la lucha política.

Si el debate sobre las pensiones que se están pagando ahora está planteado en su revalorización -si los jubilados de hoy mantendrán el poder adquisitivo o no-, lo que está en juego de las pensiones públicas que cobrarán quienes hoy tienen menos de 50 años es la propia cuantía de la misma. Tenía toda la razón Miguel Ángel González, responsable de la federación de pensionistas de UGT de Málaga, cuando le preguntaron sobre el motivo de su participación en la marcha, tras hacer el trayecto Málaga-Madrid andando en nueve días: «Estamos aquí para que la gente joven tenga pensión, nosotros ya la tenemos».

La Seguridad Social, encargada de pagar las pensiones, tiene un problema de ingresos porque hay menos empleos. No podemos olvidar que el PIB español ha alcanzado ya al que se registraba antes de la crisis económica, pero con un millón y medio de empleos menos. Y también tiene un grave problema de gastos: las pensiones crecen sin parar porque cada día hay más jubilados y estos gozan de pensiones más altas porque han cotizado durante más tiempo.

Este modelo es insostenible y no se reforma con parches, como los que se han puesto hasta ahora. La cuestión clave es la demografía, porque en España habrá cada año más jubilados y menos cotizantes. Ése es el punto de partida. A partir de ahí, reconocer que para mantener unas pensiones públicas dignas -aunque mucho más bajas que las actuales, acostumbrémonos a ello- hace falta un nuevo modelo radicalmente distinto al actual. Que los sindicatos lo sigan recordando. Por los jóvenes.

Noticia extraída de El Mundo. 13/10/2017

No hay comentarios

Haz un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar