Los bajos salarios dificultan el ahorro para la jubilación
24386
single,single-post,postid-24386,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
GETTY IMAGES

19 Feb Los bajos salarios dificultan el ahorro para la jubilación

19/02/2018

Nadie oculta ya que las pensiones públicas serán cada vez menos generosas. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció hace unas semanas incentivos para los planes de pensiones para favorecer el ahorro privado. La diputada Celia Villalobos, que preside la comisión del Pacto de Toledo, donde los grupos parlamentarios debaten la reforma del sistema, recomendó a los jóvenes meter en la hucha «dos eurillos al mes» para cuando se retiren. ¿Por qué apenas ahorran las familias españolas? En parte por falta de costumbre, pero también por la menor capacidad para hacerlo al no mejorar los salarios.

De la renta disponible que les queda tras pagar sus impuestos, los hogares españoles solo guardan el 6,1%, lo que supone el nivel más bajo desde principios de 2008 y la mitad que la media de la Eurozona (12,01%), según datos del INE y Eurostat. La tasa de ahorro de las familias alemanas supera el 17%, la de las francesas roza el 14% y la de las italianas rebasa del 10%.

Una de las dos causas de esa raquítica tasa de ahorro es, según admite en su último informe anual la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco), que agrupa a las gestoras y pide fomentar el ahorro privado para la jubilación, «la dificultad de ahorrar por parte de las familias en un entorno de estancamiento de las subidas salariales». La otra es que ante las mejores expectativas económicas y de empleo, los españoles están consumiendo más.

Ahora bien, ese mayor gasto se está financiado pidiendo otra vez más crédito —las nuevas operaciones de financiación al consumo crecieron un 13,2% en 2017— y tirando del ahorro acumulado debido precisamente a la atonía de los salarios. Por tanto, el contexto de bajos sueldos no solo no permite ahorrar, sino que además obliga a romper la hucha para afrontar los gastos, que crecen más que los ingresos.

Evolución salarial

Mientras el consumo de los hogares está creciendo a un ritmo anual del 2%, la remuneración media por asalariado está prácticamente estancada (+0,1%), según cifras de la oficina de estadística del tercer trimestre de 2017. De hecho, el gasto privado de las familias se estaba ralentizando el año pasado respecto a 2016, lo que según los analistas podría ser ya un síntoma de esa congelación salarial, y apuntan a que la sostenibilidad del crecimiento económico del país pasa en buena parte por una mejora de las retribuciones de los empleados.

Más de 3 millones de asalariados, el 20% del total, ganan menos de 1.002,8 euros brutos al mes, según datos del INE. El 30% (4,58 millones de asalariados), ingresan menos de 1.229,3. Más de 6 millones de trabajadores, el 40%, obtiene entre 1.229,3 y 2.137,5 euros brutos cada mes y el tercio restante más de 2.137,5 euros.

La industria del ahorro privado no cree que la diferencia de ahorro entre ciudadanos españoles y los de otros países como Holanda, donde se ahorra unas ocho veces más, se explique por una brecha salarial de ocho veces. Efectivamente, según la Oficina de Análisis Económico holandesa el salario medio de sus ciudadanos fue en 2016 de 2.816 euros brutos al mes, la mitad más que en España (1.878 euros).

Patrimonio en ladrillo

De los españoles se suele decir que no es que ahorren poco, es que ahorran mal. Según datos del Banco de España , acumulan una riqueza neta media de 250.000 euros, pero el 73,5% en inmuebles y solo el resto en activos financieros. De hecho, el patrimonio acumulado por en planes de pensiones en España suma algo más de 111.000 millones, apenas el 10% del PIB del país, una de las ratios más bajas de todos los países de la OCDE, por debajo de la media (85,3%) y muy lejos de países referencia en ahorro financiero como Holanda (181,8%) y Reino Unido (95,3%).

Prueba de ello es que la patronal aseguradora (Unespa) lleva años recomendando que se haga líquido ese patrimonio inmobiliario y se invierta en productos como rentas vitalicias. Y, de hecho, el Gobierno introdujo un incentivo fiscal en 2015 en la declaración de la renta para favorecer que se reinvierta el dinero de la venta de activos en estos seguros de vida.

Como fuere, los ciudadanos admiten que si no ahorran lo suficiente para la jubilación es debido, principalmente, a los bajos sueldos. El 73% de los consultados en una encuesta del Instituto BBVA de Pensiones responde que los salarios deberían mejorar para que la gente se anime a ahorrar de cara a su retiro, y el 40% que las empresas lo deberían favorecer con planes de pensiones de empleo. «Solo» el 35% pide incentivos fiscales. A día de hoy, según esa encuesta, únicamente el 28% de los españoles de entre 18 y 65 años ahorran para su jubilación.

Noticia extraída de ABC. 17/02/2018

Imagen: Getty Images

No hay comentarios

Haz un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar