Galicia: Los recortes de la Ley de Dependencia frenaron la creación de 8.500 empleos
21312
single,single-post,postid-21312,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
Cadena SER

09 Ago Galicia: Los recortes de la Ley de Dependencia frenaron la creación de 8.500 empleos

09/08/2017

Galicia es la tercera comunidad, donde más empleos se han creado al abrigo de la Ley de Dependencia, aprobada en 2006. Veintiocho puestos de trabajo por cada cien dependientes. Solo Castilla y León y Extremadura, con 31 y 30 empleos por cada cien, respectivamente, superan a la autonomía gallega a la hora de poner en marcha empleos para atender a personas con dependencia en centros de día, en residencias o en el hogar.

Sin embargo, el resultado podría ser mucho mayor, si no se hubiese aplicado la tijera a la financiación de la Ley de Dependencia para recortar cuantías de ayudas económicas y horas de cuidados en los servicios de ayuda a domicilio y asistencia personal, además de acordar una moratoria en la atención a los dependientes leves.

Desde su puesta en marcha hace diez años, las ayudas y servicios a que tienen derecho los dependientes han permitido crear en Galicia 11.739 empleos equivalentes a tiempo completo en el sector de los servicios sociales, cuando en el resto de las actividades económica lo que imperaba era la destrucción de puestos de trabajo. En toda España, la cifra se eleva a 162.708 empleos brutos. No obstante, los recortes en las ayudas que vinieron impuestos por la crisis económica frenaron la creación de casi 8.500 empleos en Galicia y de alrededor de 101.000 en todo el país.

El recorte presupuestario que dictó el Gobierno central permitió que solo se crearan el 58% de los puestos de trabajo previstos. En toda España, se dejaron de crear más de 101.000. Así lo expone la investigadora de la Universidade de Santiago, Diana Fernández Méndez, en su tesis Envejecimiento y protección social de la dependencia en España: efectos sobre el empleo.

En Galicia, a datos de junio de este año, había 66.641 dependientes que recibían algún tipo de prestación (ayuda económica o servicio, como residencia, centro de día, teleasistencia, …) y 17.625 que aún aguardan por ella. Hay 5.000 beneficiarios más que hace un año, pero aún el 27% aguarda por una ayuda a la que por ley tiene derecho. Por cada 100 dependientes que son atendidos y entran en el sistema, se crean 28 puestos de trabajo. Así que si adelgaza la lista de espera, también se recorta la del paro. El beneficio no es solo para los dependientes y las familias que le atienden, tiene un impacto económico y laboral.

En Galicia, con datos de 2010, según apunta el estudio de Diana Fernández, hay 118.931 gallegos que cuidan de sus familiares dependientes. Son cuidadores informales, y ese año eran solo 18.410 los que recibían algún tipo de prestación económica al respecto. Ahora no llegan a mil. ¿Por qué esa caída tan brusca? Porque se apostó desde la Xunta, que es quien gestiona y cofinancia con el Gobierno el sistema, por ofrecer más servicios profesionales y menos ayudas económicas, que al fin y al cabo, no tienen impacto laboral.

Trabajos de otros autores apuntan que la traducción monetaria de esos cuidados informales equivaldría en Galicia hasta el 7% del PIB gallego. Un 25% de los cuidadores reconocen que dedican más de 90 horas a la semana a estar pendientes de sus mayores, y un 34% entre 30 y 89 horas.

Noticia extraída de La Opinión A Coruña. 07/08/2017

No hay comentarios

Haz un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar