Once familias le han ganado la batalla judicial al IASS en materia de dependencia
21474
single,single-post,postid-21474,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
Fe Verdoy, de 87 años, junto a su hija Nati

29 Ago Once familias le han ganado la batalla judicial al IASS en materia de dependencia

29/08/2017

En lo que va de año, el Espacio de Información, Promoción y Defensa de los Derechos Sociales de Aragón ha realizado 125 reclamaciones para hacer valer el derecho de al menos un centenar de familias aragonesas que se encuentran en el llamado ‘limbo de la dependencia’, de las cuales un 75% han sido asesoradas para iniciar procesos judiciales. “El balance que hacemos del último año es muy bueno. Ahora hay mucha gente que se va mentalizando de que tiene que reclamar su derecho, aunque el familiar dependiente haya fallecido, y el volumen de estos casos ha aumentado muchísimo”, afirma la abogada Beatriz Zalaya, una de las profesionales de este espacio.

Según los últimos datos facilitados por la asociación, el número de demandas llevadas a los juzgados les ha permitido ganar a la administración once de los doce juicios celebrados en lo que va de año por incumplimiento de la Ley de Dependencia, en los cuales la justicia se ha pronunciado a favor del dependiente. “De esos once hemos perdido solo uno, y nos quedan cuatro pendientes con fecha para septiembre y otro juicio con fecha para 2018”, detalla la trabajadora social Margarita Moya, otra de las profesionales de este espacio.

La casuística que se ha planteado ante los Juzgados de lo Contencioso Administrativo es variada, pues según indica esta profesional existen tantos casos como personas dependientes, todas ellas con situaciones personales, familiares y económicas distintas. “Ahora estamos reclamando lo que más ayudas a herederos de dependientes fallecidos que no han recibido ninguna prestación por parte del Gobierno de Aragón, pero también hay casos de personas que desde que se les reconoció la dependencia no han accedido a ninguna ayuda ni se les ha aprobado el Programa Individual de Atención (PIA) o el de dependientes que sí han accedido a alguna prestación, pero para entonces su situación de dependencia ha variado”, indica la abogada Beatriz Zalaya, quien subraya que la dependencia es un derecho subjetivo de la persona y, por tanto, reclamable en los juzgados.

Para atender y guiar este tipo de casos, los distintos profesionales que conforman el espacio se reúnen con los familiares afectados todos los miércoles, de 17.00 a 19.00, en la Asociación de Vecinos Juan de Lanuza, en la calle de San Pablo. Los expertos explican que a la semana suelen presentar una media de cuatro reclamaciones o recursos de alzada, pues antes de llegar a la vía judicial se intentan resolver estos casos agotando la vía administrativa. Algunos de los afectados que llegan a este espacio acuden por el boca a boca en busca de asesoramiento, y otros lo hacen por medio de trabajadores sociales que los derivan para recibir ayuda. Es el caso de Natividad Cirés, quien acudió a esta asociación en 2015 tras perder su trabajo y haber vendido una propiedad familiar para poder mantener a su madre, de 87 años y enferma de alzhéimer, en una residencia de Cuarte. Tenía el PIA reconocido con grado III desde 2011, pero hasta que no fueron a los tribunales no se hizo efectivo el pago de ninguna ayuda a esta familia. “Ha sido un recorrido muy desagradable… Luchar contra un organismo oficial es bastante complicado, y hace falta ayuda. Yo estaba sola con mi madre, me quedé en el paro habiendo malvendido una casa que teníamos en el pueblo para poder pagar la residencia… Estaba a punto de perder la cabeza, pero en el espacio me ayudaron mucho. Me dieron un apoyo moral muy grande y gracias a ellos pude acceder a la justicia gratuita”, cuenta agradecida.

El primer juicio ganado en Aragón al IASS

El de Natividad y su madre, Fe Verdoy, de 87 años, fue el primer juicio que el Espacio de Información, Promoción y Defensa de los Derechos Sociales de Aragón ganó a la Administración; “el primero que los tribunales fallaron en contra del IASS a raíz de la Ley de Dependencia”, puntualizan.

El juicio se celebró a principios de 2016 y desde entonces Natividad y su madre reciben ayuda del Gobierno de Aragón para afrontar por medio de un copago el coste de la residencia de Cuarte en la que reside la anciana.

“En el camino te dejas mucha energía, pero el resultado es muy satisfactorio. Ganar el juicio da fuerzas para que siga luchando también la gente, pues la colaboración de unos con otros es un potencial importante para hacer valer los derechos de las personas. El boca a boca, contar que se han ganado estos casos es importante porque al final es un muro que hay que vencer; que ‘se puede’ es la frase con la que nos quedamos”, concluye Cirés.

Noticia extraída de Heraldo. 28/08/2017

No hay comentarios

Haz un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar