6,5% de inflación en diciembre: se confirma la gran pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas
29103
post-template-default,single,single-post,postid-29103,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive

14 Ene 6,5% de inflación en diciembre: se confirma la gran pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas

14/01/2022

Los precios son un 6,5% más caros que hace un año, y las pensiones han subido solo un 2,5%

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado este viernes lo que ya vienen notando los pensionistas en sus bolsillos desde la primavera: una fuerte pérdida de poder adquisitivo debido a la imparable subida de los precios de consumo, con una tasa de inflación internanual del 6,5% en el pasado mes de diciembre. De ese modo, el año 2021 ha acabado con una escalada de los precios inédita desde el año 1992.

Más en detalle, el Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 1,2% en diciembre en relación al mes anterior y disparó su tasa interanual hasta el 6,5%, un punto por encima del dato de noviembre (5,5%) y su nivel más alto en 29 años, debido el encarecimiento de la luz, de los alimentos y de los hoteles y restaurantes, según los datos definitivos publicados por el Instituto Nacional de Estadística. Con el dato de diciembre, el IPC interanual encadena su duodécima tasa positiva consecutiva. 

ipc anual diciembre 2021

Fuente: INE

La tasa interanual del IPC de diciembre es dos décimas inferior a la avanzada a finales del mes pasado por el INE (entonces dio el dato del 6,7%). En el caso de la tasa mensual definitiva (1,2%), también ha resultado ser una décima menor a la que adelantó Estadística (1,3%).

2021 anota la inflación media más alta en 10 años

Con los datos definitivos publicados por el INE, la inflación media de 2021 se sitúa en el 3,1%, la más alta desde 2011, cuando se alcanzó una tasa media del 3,2%. Según Estadística, en el comportamiento interanual del IPC de diciembre ha influido fundamentalmente la subida de los precios de la electricidad, que ha sido mayor que en igual mes de 2020, y de los alimentos, especialmente más caras son las legumbres y hortalizas, el pan y los cereales y la carne.

Con respecto al aumento desbocado del coste del recibo de la luz, el INE confirma que se ha encarecido en el último año un 72% incluyendo las rebajas impositivas aplicadas a la factura de la electricidad. Descontando dichas rebajas fiscales, la subida interanual del precio de la luz sería del 96,8%.

Para valorar cuánto se han disparado los precios, hay que tener en cuenta que, si se excluye la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y las variaciones sobre otros impuestos, el IPC interanual alcanza en diciembre el 7,3% (ocho décimas más que la tasa general del 6,5%). Así lo refleja el IPC a impuestos constantes que el INE también publica en el marco de esta estadística.

Todas pierden: pagas contributivas, mínimas y no contributivas

Los datos actualizados por el INE confirman así el hundimiento del bolsillo del pensionista, ya que, pese a que las nóminas de pensiones contributivas se revalorizan este año en un 2,5% (la tasa media de inflación del año 2021 según marca la reforma recién aprobada), los precios han aumentado un 6,5% interanual, es decir, son notablemente más caros de lo que eran en diciembre de 2020. 

Peor situación viven todavía los aproximadamente 2,24 millones de perceptores de pensión mínima y los más de 445.000 que reciben una no contributiva. Para ellos, el Gobierno ha decidido una revalorización de las pagas del 3%, según consta en los Presupuestos Generales del Estado, pero aun así sufren el duro embate por culpa de la inflación: el aumento real de sus pagas es inexistente, ya que ese 3% de revalorización oficial es lo mismo el mismo que se han incrementado los precios de media anual entre enero y diciembre de 2021.

La situación de estos dos colectivos es todavía más delicada, debido a que sus nóminas son las más bajas de todo el sistema de la Seguridad Social. En el caso de las pensiones mínimas, por ejemplo, un jubilado con 65 años o más cobrará un mínimo de 876,6 euros al mes (si tiene cónyuge a cargo) o 710,4 euros (si no posee cónyuge) o bien 674,3 euros al mes (si tiene cónyuge no a cargo). Y respecto a las pensiones no contributivas, desde el 1 de enero de 2022 y tras aplicar la revalorización del 3%, la cuantía básica por jubilación e invalidez se sitúa en 414,90 euros mensuales, que multiplicados por las 14 pagas que perciben sus titulares resultan en 5.808,60 euros al año, según consta en los Presupuestos Generales del Estado.

Conviene recordar que la tasa del IPC interanual del mes de diciembre repercute además en el bolsillo de todos los españoles, porque se utiliza en algunos convenios de empresa como referencia para efectuar las revisiones salariales. De este modo, todos aquellos convenios colectivos que contengan una cláusula de salvaguarda para compensar la subida inicial del año con el IPC interanual de diciembre tendrán que tomar como referencia el dato de diciembre.

La cesta de la compra sube un 1,2% en un solo mes

ipc mensual diciembre

Fuente: INE

La carestía se nota en el bolsillo mes a mes. Así, medido en tasa mensual, el IPC encadenó en diciembre su quinto repunte consecutivo, al subir un 1,2% en el último mes del año, lo que supone un punto por encima del ascenso registrado en el mes de noviembre, y su segunda mayor subida mensual en al menos dos años, tras la del pasado mes de octubre (+1,8%).

Vienen más curvas: inflación media del 3,7% en 2022

El crecimiento de los precios de consumo y su mordida sobre los bolsillos de trabajadores, parados y pensionistas va a empeorar en los próximos meses, según alerta el Banco de España, que prevé que las tasas medias anuales de inflación se acelerarán desde el 3% que se registró en 2021 hasta el 3,7% en 2022. Así lo vaticina el organismo en su último Informe Trimestral de la Economía Española, publicado recientemente.

Las presiones inflacionistas se mantendrán en cotas similares a las actuales hasta la primavera aproximadamente. «Por lo tanto, este factor continuará comprimiendo las rentas de los agentes y, con ello, su capacidad de gasto», advierte el organismo que encabeza Pablo Hernández de Cos.

En el mismo sentido, Luis de Guindos, actual vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) y exministro de Economía con Mariano Rajoy, acaba de reconocer que la inflación en Europa «será más alta durante más tiempo, pero acabará bajando», advirtiendo asimismo de que hay que «evitar efectos de segunda ronda» vinculados a salarios y pensiones, en un contexto marcado por la incertidumbre sobre la evolución de los precios de la energía.

Noticia extraída de 65 Y Más. 14/01/2022

No hay comentarios

Haz un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This