Artículo de opinión de Anatolio Díez: "Imserso... una vez más"
30761
post-template-default,single,single-post,postid-30761,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive

23 Feb Artículo de opinión de Anatolio Díez: «Imserso… una vez más»

23/02/2024

Escuchada la entrevista en 65YMÁS a la nueva directora general del Imserso, Mayte Sancho, sinceramente nos han entrado múltiples dudas y se ha acrecentado nuestra preocupación… una vez más.

Y decimos una vez más porque si echamos cuentas, en los últimos 17 años hemos tenido 13 ministros y alguno de ellos acompañado por su director general del Imserso, es decir, otros 10, lo cual nos da una media de menos de año y medio por ministro y director general. Es absolutamente imposible pensar que algún Ejecutivo, independientemente de su color político, se tome en serio esto de los mayores, los cuidados o las pensiones contributivas, no por cuestiones ideológicas, de ideas, innovación o conocimiento, sino simplemente por una cuestión natural, el tiempo. 

Parece ser que los mayores, los dependientes o los pobres que perciben una pensión no contributiva son siempre y en cualquier situación personas que dependan de alguna persona que está de paso, que transita. Parece ser que está ahí porque aparentemente no tiene otro sitio donde estar. Las situaciones transitorias no son buenas aliadas de proyectos que necesitan, también, de cuidados, de tiempo, de continuidad, de objetivos.

Pero vayamos a la entrevista y nuestras preocupaciones. La primera, el significado del Imserso. Al mismo se le atribuyen las competencias “en materia de personas mayores, incorporando, entre ellas, las que se deriven de la creación y puesta en funcionamiento del sistema de protección a las personas en situación de dependencia y el desarrollo de políticas y programas en relación con el envejecimiento activo de la población. Asimismo le corresponde la gestión de los servicios sociales complementarios del sistema de la Seguridad Social y la gestión de los planes, programas y servicios de ámbito estatal para personas mayores y para personas con dependencia. Finalmente se atribuye al Imserso la elaboración de propuestas de normativa básica que garanticen la igualdad de los ciudadanos y el desarrollo de políticas de cohesión social interterritorial en relación con las materias antes enumeradas”.

Los cuidados, sí, y dentro de estos las residencias de mayores, claro, pero también las decisiones políticas. Y en el colectivo de los mayores y sus problemas hay muchas. Es bueno que la directora general decida reunirse, según ella, con las asociaciones mayoritarias del colectivo de mayores, pero nos surge una cuestión: ¿No será mejor reunir al Consejo Estatal de Persona Mayores y dialogar, debatir, proponer y asesorarse y consensuar en su seno, como lo establece la legislación actual? ¿Qué papel tendrá el Consejo Estatal de Personas Mayores? ¿No sería bueno pedir al Consejo opinión sobre las subvenciones y las necesidades que deben cubrir en vez de a un grupo de asociaciones?

Por qué no nos olvidemos, los cuidados, la dependencia, la visibilidad de la agenda política de los mayores o las pensiones no contributivas, forman un todo: el Plan Nacional de Envejecimiento Activo.

En las decisiones del Tribunal de Cuentas sobre algunas deficiencias encontradas en las justificaciones de las diferentes subvenciones por parte de diferentes entidades del colectivo de mayores, nos asalta otra cuestión: ¿Qué responsabilidad tienen los diferentes directores generales del Imserso, que eran quienes aprobaban las bases de las subvenciones y quienes debían fiscalizar su otorgamiento y velar por la buena utilización del dinero público? No sirve ahora mirar para otro lado y dejar que muchas asociaciones mueran por inanición, es necesario que exista voluntad política para resolver un problema que las asociaciones no han generado y que no debía haberse producido si la administración del Imserso hubiera actuado correctamente en su papel de fiscalizador de las subvenciones otorgadas.

Sobre los viajes sociales, es curioso. Habla de los cambios sociales, culturales y de suficiencia económica de los pensionistas que acceden a los mismos, incluso plantea que su situación económica, la de los pensionistas, es mejor que lo era en los años 80 cuando se iniciaron. Faltaría más… Ahora bien, ¿a qué llama buena situación económica de los pensionistas? Tres datos. El colectivo, según el último informe AROPE, es el único que se ha empobrecido en los últimos años. Bajo su responsabilidad se encuentran las pensiones no contributivas, que están en el entorno de las 500.000 personas, todas ellas en pobreza severa, y que perciben menos de 450 euros mensuales. Seguramente todas quisieran ver el mar alguna vez en su vida. Finalmente, más del 50% de las pensiones contributivas se encuentran en situación de umbral de pobreza y cerca de la mitad de estas en situación de pobreza severa. Para estas personas con escasos recursos, para generar empleo y para dar una vida más al sector de hotelería/hostelería estaba pensado el turismo social y estos objetivos no deben perderse.

Es responsabilidad del Imserso cuidar. Y cuidar también es desarrollar planes que terminen definitivamente con la pobreza y la desigualdad social entre los pensionistas que viven de forma indigna.

El envejecimiento activo es, sin duda, el objetivo de toda política social hacia nuestro colectivo. Esta estrategia no solo debe hablar de cuidados, debe hablar de salud integral: cuidados, bienestar, cambio del modelo residencial. Y debe hablar de desarrollo social: participación y suficiencia económica. Y debe hablar de legislación: seguridad, edadismo… Es decir, la estrategia debe ser transversal, inclusiva y que acoja a todos los problemas de la vejez de forma integral. Nosotros proponemos la necesidad de impulsar desde el Imserso, desde el Consejo Estatal de Personas Mayores, el necesario debate que nos lleve a disponer a futuro de una Ley de Defensa de los Derechos de las Personas Mayores.

Directora general del Imserso, es necesario abrir canales de comunicación con todos aquellos que estamos inmersos en el desarrollo de políticas que sean capaces de resolver los problemas de nuestro colectivo, de forma integral, con imaginación, con innovación y con un diálogo fluido entre todos los actores.

Como siempre, estamos a su disposición para iniciar este necesario encuentro.

Artículo de opinión de Anatolio Díez Merino, Secretario General de UJP-UGT, publicado en 65 y más

Anatolio Díez

No hay comentarios

Haz un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This