El Banco de España pide revalorizar con el IPC solo las pensiones más bajas
29616
post-template-default,single,single-post,postid-29616,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive

18 May El Banco de España pide revalorizar con el IPC solo las pensiones más bajas

18/05/2022

El Banco de España ha reclamado un esfuerzo conjunto para asumir “ un reparto justo de las pérdidas” a las que está abocada la economía española por el continuado impacto de la guerra en Ucrania y un crecimiento de la inflación mayor de lo esperado.

Esa justicia pasa por incluir a los pensionistas entre los colectivos que deben contribuir a pagar las pérdidas, según recoge el Informe Anual que el organismo publicó este miércoles. En concreto, propone que solo las pensiones más bajas se actualicen en base al IPC, mientras que el resto asuman unas pérdidas que también deberán asumir trabajadores tanto privados como públicos, es decir, los funcionarios, así como los empresarios, dentro de un pacto de rentas que según el organismo debería tener un carácter bianual.

Medidas: Garantizar la moderación de beneficios

Con la vista puesta en el largo plazo, el Banco de España vuelve a recordar que con el diseño actual la sostenibilidad de las pensiones está en entredicho. “Hemos venido señalando durante los últimos años la conveniencia de reforzar el vínculo entre las contribuciones realizadas y las prestaciones recibidas –asegurando un nivel suficiente para los hogares más vulnerables–, así como de iniciar un debate riguroso que aborde el nivel de prestaciones que el sistema debe proveer y la estrategia de captación de los ingresos necesarios para financiarlas”, apunta el informe.

El organismo reclama mayor transparencia y previsibilidad y apunta la conveniencia de introducir “mecanismos automáticos de ajuste que adapten algunos parámetros del sistema a los cambios que se produzcan en las dinámicas demográficas y económicas”, ya que considera insuficiente el actual “mecanismo de equidad intergeneracional”.

Revalorización: Salarios ligados a la inflación subyacente

En general, solucionar el frente de las pensiones es el espíritu que subyace en los casi 300 folios del informe anual sobre el 2021. Su principal conclusión es que tanto los estragos derivados de la pandemia como la afectación del impacto de la guerra en Ucrania son muy heterogéneos y afectan de manera muy desigual a familias y sectores. “Nosotros ponemos mucho énfasis en que la política económica sea muy quirúrgica”, se destaca. “Las familias más pobres se han visto más afectadas por la subida de precios de la energía y de los alimentos. Tiene sentido que la política económica trate de ayudar más a esas familias más vulnerables, incluso dentro de ese contexto del pacto de rentas”, asegura el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.

En cuanto al pacto de rentas, además de la implicación de todos los colectivos, propone ligar la actualización de los salarios a la inflación subyacente (que en media anual ronda el 2%). “De ser así, estaríamos en condiciones de eludir la espiral inflacionista y contribuir a que este episodio que estamos viviendo sea más corto y las repercusiones negativas sean claramente menores”, asegura Hernández de Cos.

Pensionistas: Insostenibilidad del sistema de pensiones actualizando con el IPC

En el informe, el organismo también reconoce que la evolución de la economía será peor de lo esperado en sus anteriores previsiones, y adelanta una revisión a la baja del crecimiento en las proyecciones que publicará en el mes de junio.

La inflación tampoco evolucionará como estaba previsto ya que la guerra en Ucrania seguirá impactando en los precios en un contexto de “una incertidumbre extraordinariamente alta”, pese a que reconoce que el tope a los precios del gas en España y Portugal frenará la escalada de los precios de la energía, mientras que el resto de componentes del IPC seguirá en la tendencia alcista actual. Una situación que le hace retrasar la senda de la recuperación económica hasta finales del 2023.

Hasta entonces, aconseja una “revisión integral del sistema tributario”, en la que se incrementen los impuestos medioambientales y al consumo, que suponen más ingresos para las arcas públicas. En este último caso, recomienda limitar al mínimo los productos a los que se les aplica un IVA reducido y buscar fórmulas de progresividad para ayudar a los más vulnerables, a través de los impuestos inversos, aquellos que se devuelven a través de la declaración de la renta.

Una fórmula más eficiente de gasto también tendría un efecto beneficioso de cara al elevado nivel de endeudamiento de la economía española. Aunque Hernández de Cos reconoce que no es el momento de aplicar ajustes, sí recomienda que el Gobierno diseñe una estrategia de consolidación fiscal a largo plazo que garantice su aplicación cuando sea posible para dar credibilidad a la política española en los mercados internacionales a medio plazo.

Noticia extraída de La Vanguardia. 18/05/2022

No hay comentarios

Haz un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This