Los pensionistas de Castilla-La Mancha y Aragón, los que más pierden por culpa de la inflación
29380
post-template-default,single,single-post,postid-29380,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive

12 Mar Los pensionistas de Castilla-La Mancha y Aragón, los que más pierden por culpa de la inflación

12/03/2022

Los jubilados pierden de media un 5% de poder de compra, y en algunas CCAA incluso más del 6%

Los precios de la cesta de la compra llevan meses desbocados, mucho antes de estallar la guerra de Ucrania, y en febrero han registrado una subida interanual del 7,6% (el mayor encarecimiento desde 1986) por culpa de la electricidad, del gasóleo para calefacciones, de las gasolinas, de la restauración, del transporte… y de los alimentos y bebidas no alcohólicas, que hoy cuestan un 5,6% más que hace un año. Destacan los incrementos de los precios de las legumbres y hortalizas y la leche, queso y huevos (que descendieron en 2021), y del pan y cereales, más caros este febrero que en el mismo mes del año pasado, según constatan los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta espiral inflacionista agujerea el bolsillo de todos los pensionistas, que experimentan una pérdida generalizada de poder adquisitivo en torno al 5%, ya que la revalorización de sus pagas este año ha sido muy inferior al incremento de los precios: el 2,5% han subido las pensiones contributivas y el 3% las nóminas de quienes perciben pensiones mínimas y no contributivas. 

Con ser gravísima esta pérdida media de poder de compra, algunos pensionistas la sufren todavía más, debido a que la tasa de inflación se ha disparado en mayor medida en ciertas comunidades autónomas. Así, en Castilla-La Mancha, los jubilados (y el resto de consumidores, obviamente) soportan el mayor encarecimiento de los precios de consumo en febrero de toda España, ya que cuestan un 9% más que hace un año. Las estadísticas del INE los sitúan así como los que más padecen la disminución del poder adquisitivo (más del 6%).

ipc por autonomias febrero

Fuente: INE

En el extremo opuesto de la balanza se hallan Ceuta, Canarias y Madrid, que anotan las menores alzas de precios, con el 6,8%, 6,8% y 6,9%, respectivamente en febrero. En estos casos, el deterioro de su poder económico supera levemente el 4%, lo que ya de por sí es un porcentaje inaudito hace tan solo unos meses.

La gravedad de esta espiral inflacionista en la que está inmersa España reside en que los precios desbocados son básicos de la cesta de la compra y de la vivienda. Por ejemplo, los productos energéticos cuestan ahora un 44,3% más que hace un año, los carburantes y combustibles han subido un 26,9%, los alimentos con elaboración un 5,3% y los alimentos sin elaboración un 5% (ver gráfico inferior).

ipc energia combustibles

Fuente: IPC

Otra señal del preocupante encarecimiento es que la inflación subyacente (la que no tiene en cuenta los alimentos no elaborados ni los productos energéticos) ha aumentado en febrero seis décimas, hasta el 3%, con lo cual se coloca como la tasa más elevada desde septiembre de 2008, el tristemente famoso año en que estalló la gran crisis financiera global, primero en Estados Unidos y luego contagiada al resto del mundo. Es decir, la tasa subyacente, que viene a ser como la inflación pura, ha aumentado en el mismo porcentaje (3%) que las pensiones más bajas este año.

Las dos Castillas y Aragón, las más hundidas…

castilla la mancha y leon ipc febrero

Fuente: INE

Aunque la tasa anual del IPC ha subido en febrero en todas las comunidades autónomas, el podio de las más perjudicadas lo ocupan la ya citada Castilla-La Mancha (índice anual del 9%), seguida de Aragón, donde los precios se han incrementado el 8,5% (un ascenso de casi dos puntos respecto a 2021) y Castilla y León, que encaja la tercera mayor tasa, con el 8,5%.

Asimismo, Extremadura y La Rioja registran fuertes subidas de precios, del 8,1%, muy superiores al promedio que han repuntado los precios en el conjunto de España.

...y las ‘menos’ golpeadas por la inflación

Solo hay tres autonomías con una tasa de inflación anual inferior al 7%: las ya mencionadas Canarias, Ceuta (ambas con el 6,8% interanual) y Madrid (6,9%), por lo que en principio los pensionistas que residan en esos territorios afrontarían una menor escalada de la inflación que el resto de comunidades, aunque, incluso así, la pérdida de poder adquisitivo supera el 4%. Hay que recordar que el alza de sus pensiones ha sido del 2,5% (las contributivas) y del 3% (las mínimas y no contributivas). 

ÍNDICES DE COMUNIDADES AUTÓNOMAS: GENERAL Y GRUPOS

ipc madrid febrero

Fuente: INE

Pos su parte, País Vasco, Cataluña (ambas con el 7,4% de IPC anual), Asturias y Baleares (el 7,5% en los dos casos) son las cuatro autonomías donde la tasa de inflación es inferior a la media del país, con lo cual parecen resistir mejor la tensión de precios generalizada.

Precios disparados hasta fin de año, como mínimo

En el mejor de los casos, con los datos actuales, el deterioro medio del poder adquisitivo de los pensionistas supera ampliamente el 4% en el segundo mes del año, y dibuja un panorama inquietante, ya que el Gobierno, el Banco de España y los institutos de análisis prevén un mayor desbordamiento de la inflación durante este año. 

Según la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), la tasa de inflación alcanzará su máximo en marzo, con un 8,6%, para descender posteriormente hasta un 4,1% en diciembre, lo que supone una tasa media anual del 6,8%. «Con el estallido de la guerra en Ucrania y el agravamiento de las tensiones en los mercados energéticos, el escenario de previsiones para el año cambia de manera notable», alerta.

Por su parte, la patronal CEOE reitera que hay que «evitar una subida de precios y salarios ante el repunte del IPC», alertando de que la inflación en 2022 estará condicionada por el conflicto entre Rusia y Ucrania, si bien confía en que su intensidad disminuya hacia final de año.

En cuanto a los sindicatos, reclaman que se modifique el sistema de fijación de los precios de la energía, puesto que el problema de la subida de la electricidad «no es solo la calefacción», sino su repercusión en «la actividad económica en general», en palabras de Unai Sordo, secretario general de CCOO.

Noticia extraída de 65 Y Más. 12/03/2022

No hay comentarios

Haz un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This