Los trabajadores con planes de pensiones de empresa ahorran un 66% más
29579
post-template-default,single,single-post,postid-29579,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive

06 May Los trabajadores con planes de pensiones de empresa ahorran un 66% más

06/05/2022

El Banco de España ha venido a dar la razón al Gobierno. El supervisor bancario ha hecho público un estudio sobre el impacto que tiene la tenencia de planes de pensiones de empresa. Y la conclusión es clara: son un instrumento que fomenta mucho el ahorro de cara a la jubilación. De acuerdo con los cálculos de la institución, los trabajadores que disponen de este tipo de vehículos ahorran hasta un 66% más.

El Ejecutivo está impulsando un proyecto de ley para dar prioridad a los planes de pensiones de empleo (que son los que promueven empresas y administraciones públicas en beneficio de sus trabajadores), frente a los planes de pensiones individuales, que eran los más comunes hasta la fecha.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha argumentado que los planes de pensiones individuales son un vehículo fiscalmente regresivo, porque acaban aprovechándolo mayoritariamente los trabajadores con rentas más altas para aligerar su factura fiscal. También ha esgrimido que las comisiones que cobra la banca son mucho más altas en los planes individuales que en los colectivos.

Para cambiar este mercado, el Gobierno ha impulsado dos medidas clave. La primera, reducir los importes máximos de aportación/desgravación en los planes de pensiones individuales. Hasta hace dos años, los trabajadores podían aportar hasta 8.000 euros a estos vehículos. Esa aportación se descontaba de la base imponible del IRPF, por lo que el ahorro fiscal podía rozar los 4.000 euros. Este año, en cambio, el tope de aportación será de 1.500 euros, mientras que en planes de empleo se ha subido a 8.500 euros.

El gran problema de los planes colectivos es que hay millones de trabajadores de pymes y autónomos que no pueden acceder al vehículo, porque sus empresas no los han promovido. Para solventarlo, el Ejecutivo ha creado una nueva figura, de planes de pensiones de empleo de promoción pública, que pretende generalizar este tipo de ahorro colectivo para cualquier tipo de trabajador.

El Servicio de Estudios del Banco de España ha analizado qué pasa con aquellos empleados que tienen un plan de empleo. Para que el análisis no estuviera sesgado, los economistas de la institución han comparado a grupos de trabajadores tenían edades, niveles de cualificación y puestos de trabajo similares. Unos con planes de empleo colectivo, y otros sin ellos.

“Una vez se construye este grupo comparable, se observa que, en promedio, cada euro ahorrado en planes de pensiones de empresa aumentó el ahorro privado en torno a 66 céntimos”, explica el informe. Es decir, que aumenta un 66% el ahorro. Descontando el efecto fiscal, el ahorro adicional es de 31 céntimos por euro.

Por término medio, los partícipes en planes de empresa tienen 20.667 euros ahorrados en estos vehículos financieros. Cuando se realiza un ajuste para tener en cuenta que las contribuciones están exentas de impuestos y no suponen ahorro público, los partícipes tienen 6.500 euros más que los empleados del grupo comparable.

El Banco de España es cauto en sus conclusiones y apunta que quienes tienen hoy en día planes de pensiones de empleo tienen “unas características muy especiales”, por su elevado nivel de renta y cualificación. En general, las empresa que más han apostado por los planes de pensiones colectivos para sus trabajadores son grandes multinacionales.

Otra de las conclusiones del estudio (realizado partiendo de la Encuesta Financiera de las Familias, del propio Banco de España), es que aquellos trabajadores con rentas más bajas, cuando tienen un plan de pensiones colectivo, tienden a ahorrar mucho más que su grupo comparable. En los cuartiles de rentas más altas, la diferencia entre tener o no tener un plan de empleo no es tan grande, puesto que se suele recurrir a otro tipo de instrumentos de inversión.

Precisamente, el Gobierno de Pedro Sánchez aspira a que la generalización de los nuevos planes de pensiones de empleo de promoción pública (que podrían impulsar asociaciones de autónomos, colegios profesionales, mutualidades de previsión social…) va a contribuir a extender este tipo de ahorro complementario para la jubilación a colectivos de empleados más vulnerables y que hasta ahora han estado al margen del ahorro previsional.

El dinero ahorrado en planes de pensiones de empleo asciende a 37.000 millones. Las aportaciones van bajando cada año. Su esplendor se alcanzó cuando las grandes administraciones públicas aportaron para los funcionarios, pero hace una década que esos grandes planes están congelados.

Noticia extraída de Cinco Días. 06/05/2022

No hay comentarios

Haz un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This